Consejos útiles a la hora de estudiar

Cada persona tiene sus propios hábitos y rituales a la hora de preparar un examen. Algunos estudian durante la mañana, otros en la tarde y otros durante la noche. Hay aquellos que prefieren estudiar solos y otros que necesitan su grupo de apoyo. Cada uno arma sus  costumbres acorde a sus propias características de personalidad. Sin embargo, podemos decir que hay ciertos consejos que son generales y a todos nos pueden servir a la hora de estudiar.

La Programación Neuro Lingüística (PNL) diferencia a aquellas personas con una tendencia más visual, otras auditivas y otras cinéticas o de movimiento. Si eres del orden “visual” encontrarás muy útil el uso de fibras de distintos colores para resaltar los textos a estudiar. Si eres del segundo grupo, leer en voz alta te será muy beneficioso. En cambio si eres del estilo cinético, te será fructuoso escribir, leer mientras caminas o aplicar cualquier técnica que requiera algún tipo de movimiento.Confía en tus instintos. Esto será más provechoso cuando te presentes frente a un examen de estilo multiple choice. Si no sabes la respuesta, guíate por tu primera intuición. Si has estudiado el tema, por más que no recuerdes con exactitud, tu cerebro en cierta parte sí lo sabe.Dormir hace bien. Hay mucha gente que le gusta desvelarse preparándose para el test. La verdad que esto tiende a ser más perjudicial que otra cosa. Básicamente hay dos motivos. El primero es que, al estar cansado, tu cerebro no va a poder procesar la información de forma correcta. El segundo es en relación a una de las funciones intrínsecas del dormir. Este proceso esta íntimamente relacionado con la memoria y ayuda a fijar conocimientos nuevos. Así que, aunque no lo parezcas, al tener un sueño sano estas estudiando.

Flickr Creative Commons – Eduard TitovCome sanamente. Estudiar es una actividad que requiere muchas energías. Ten una dieta equilibrada que te ayude a reponerlas. La idea no es ni matarse de hambre ni llenarse de comida hasta el nivel de no poder respirar. Manzanas, nueces, arroz integral y pescado son alimentos recomendados para estas situaciones.Mente sana en cuerpo sano. Los niveles de atención disminuyen en forma marcada después de 40 minutos o 1 hora de enfocarse en un mismo tema. Lo conveniente es hacer un corte con alguna actividad física que no sea desgastante. Ve a dar una caminata corta o práctica algún tipo de ejercicio que te permita poner en descanso el cerebro por unos minutos.Una imagen dice más que mil palabras. No sé si esta frase es necesariamente cierta, pero si viene al caso para lo siguiente. Cuando des un examen en forma oral, la presentación de uno mismo es crucial. Ve aseado, con ropa limpia y prolija. La persona que te examinará tomará esos datos de una forma u otra.La dos formas de la comunicación. Uno de los axiomas de la comunicación es que es digital y analógica. No solo te vas a expresar con palabras, si no que tus gestos, postura y tono de voz participaran a la hora de articular tus ideas. Demuestra confianza en ti mismo y en lo que dices. Habla en forma pausada pero firme.

Por último, nuestro consejo final es que tomes al examen como lo que realmente es: un momento más a la hora de aprender. Incluso cuando no sepas la respuesta, aprovecha esa oportunidad para obtener una aclaración de parte de tu profesor, aunque la prueba ya haya finalizado.
Estas son nuestras recomendaciones. Algunas las encontrarás rentables y otras no. ¿Y tu tienes algunas que quieras compartir con nosotros?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *