GameCube Un tropiezo de Nintendo

GameCube: Un tropiezo de Nintendo

La tradicional y siempre innovadora firma japonesa Nintendo debe ser la compañía de consolas y videojuegos con más prestigio e historia en el mercado.
Desde sus inicios estuvo destinada a liderar el mercado, sin embargo tuvo una época en la que no logró alcanzar siquiera el segundo puesto en ventas.
La consola destinada a quedarse en el lado oscuro de Nintendo es la GameCube, lanzado en septiembre del año 2001 con la finalidad de competir con la Dreamcast de Sega, la PlayStation 2 de Sony y la Xbox de Microsoft. Dentro de la línea de consolas de Nintendo, fue la número cinco y aquella vez, si hubo quinto malo.
La principal innovación de la GameCube fue el cambio de su tradicional cartucho por un disco óptico. Además su procesador central estuvo basado en un IBM Power PC. El antecesor de la GameCube, la Nintendo 64 había logrado relativo éxito y se esperaba que la nueva consola superase con creces a su antecesora, sin embargo ocurrió todo lo contrarió. Se vendieron en el mundo, tan solo alrededor de 21 millones de unidades en todo el mundo, cifra pequeña en comparación con la venta de sus competidores.
En un primer momento y antes de su lanzamiento se llamó a la consola Star Game, nombre que luego sería cambiado por GameCube, dada la forma cúbica que poseía. Las unidades se vendían en colores negro, índigo, plateado, blanco y dorado. Además contaba con cuatro puertos o entradas para los mandos o joysticks y dos ranuras para colocar tarjetas de memoria o micrófonos. En la parte superior del cubo se encontraba la unidad de lectura de discos y la placa con el logotipo de Nintendo GameCube, entre otros dispositivos. Las zonas laterales fueron utilizadas para la ventilación por medio de rejillas que mantenían refrigerada la unidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *